Domingo, 28 Mayo 2017

Accede haciendo click aquí a la web de IRIM 


LOS PROTOCOLOS DE MANTENIMIENTO

Un protocolo de mantenimiento es un listado de tareas a realizar en un tipo concreto de equipo. La metodología basada en la determinación de las tareas que componen el plan de mantenimiento a partir de las recomendaciones de los fabricantes tiene algunas ventajas, como la sencillez a la hora de determinarlas, pero también graves inconvenientes. Existe una segunda metodología para realizar el plan de  mantenimiento, basada en el empleo de protocolos generales de mantenimiento por tipo de equipo.

revision programada

En el protocolo de mantenimiento de un equipo tipo debe incluirse al menos la siguiente información para cada tarea incluida en el protocolo:

  • Especialidad del trabajo.
  • Frecuencia con la que debe realizarse.
  • Duración estimada de la realización de la tarea.
  • Necesidad de un permiso de trabajo especial.
  • Si el equipo debe estar parado o en marcha para la realización de la tarea.

protocolos mantenimiento

El primer trabajo para elaborar un protocolo de mantenimiento de un equipo tipo es determinar el conjunto de tareas a llevar a cabo en él. Los tipos de tareas que pueden llevarse a cabo en un equipo son las siguientes:

  • Inspecciones sensoriales: son inspecciones que se realizan con los sentidos, sin necesidad de instrumentos de medida o medios técnicos adicionales.
  • Lecturas y anotación de parámetros de funcionamiento, con instrumentos que están instalados en los equipos.
  • Tareas de lubricación.
  • Verificaciones mecánicas, como medición de holguras, de alineación, de espesor, de apriete de pernos, de instrumentos de medida, de funcionamiento de lazos de control, etc. Pueden requerir de una intervención para que determinados parámetros se ajusten a unos valores preestablecidos.
  • Verificaciones eléctricas, como medición de intensidad de corriente, verificación de puestas a tierra, verificación del funcionamiento de paradas de emergencia, verificación de conexiones, etc.
  • Análisis y mediciones de variables con instrumentos externos, como analizadores de vibraciones, termografías, análisis de aceites, etc.
  • Limpiezas, que pueden ser sencillas o de cierta complejidad técnica.
  • Configuración, en equipos programables o que admitan diferentes modos de funcionamiento.
  • Verificación del correcto funcionamiento de equipos de medida
  • Calibración de instrumentos de medida.
  • Chequeo de lazos de control.
  • Sustitución o reacondicionamiento condicional de piezas sujetas o propensas al desgaste.
  • Sustitución o reacondicionamiento sistemático de piezas sujetas o propensas al desgaste.

A la hora de elaborar la lista completa de tareas que aplica en un equipo y que compondrá el protocolo de mantenimiento de ese tipo de equipo es conveniente comprobar cuales de los tipos de tareas mencionadas son aplicables en ese equipo. De esta manera se asegura que la lista de tareas para cada equipo es completa y exhaustiva, sin olvidar nada importante.

 

REVISTA IRIM: ESPECIAL RCM II

IRIM publica el número 6 de su revista sobre mantenimiento. Para acceder a ella haz click aquí Consigue la versión descargable en pdf y mucho más contenido exclusivo haciéndote socio de IRIM.

GUIA 3: MANTENIMIENTO 3.0

Esta nueva guía detalla las bases de las nuevas estrategias de mantenimiento que huyen del mantenimiento sistemático y de las instrucciones de los fabricantes buscando una significativa reducción de costes y un aumento de la disponibilidad y fiabilidad de las instalaciones.

SISTEMA HTF 
EN CENTRALES TERMOSOLARES

Este libro analiza en profundidad este sistema clave de las centrales termosolares con un lenguaje accesible sin perder hondura técnica.

Más información